Interacciones del lector

Comentarios

  1. Estoy mayormente en desacuerdo con lo que se ha hablado.
    La soberbia del ser humano no conoce límites.
    Pero las dos fotos de más arriba lo dicen todo.

    Muchas gracias por el podcast.

    Y muchos abrazos.

    • Hola Hoja y piedra, gracias por tu comentario. Quizá deberíamos ir más allá de que JM Mulet nos pueda caer mejor o peor y pensar que ni el algodón orgánico que nos venden como tan puro, ético y sostenible lo es ni que los transgénicos son el demonio que ha venido a extinguir el planeta. Yo sólo estoy buscando respuestas y lo que estoy viendo son muchas sombras. Que este episodio sirva de reflexión, con eso me vale. Creo que en sostenibilidad queda mucho que avanzar y no siempre lo hacemos bien. Un abrazo

  2. Los bebés no nacen con alergias, en todo caso desarrollan alergias, esto es, una respuesta inmunitaria exagerada ante algo que no le va a causar problemas. Respecto a criarse en un pueblo o en una ciudad, lo que se ha visto es que las poblaciones Amish de EEUU tienen menos alergias porque se crían más en contacto con los animales y entornos menos esterilizados. En la ciudad se habla de la interacción de los óxidos nitrosos y la contaminación con el polen. Por eso se quiere reducir la presencia de vehículos sobre todo diesel.
    Todo lo que nos rodea es cuestión de química, por lo que es injustificado hablar de químico como algo malo. A eso se le llama quimiofobia. Para llevar a la realidad los proyectos arquitectónicos se usan procesos químicos, como mínimo se usa óxido de dihidrógeno, esto es agua, en algún proceso.
    Si el algodón no es blanco se ha teñido de alguna manera con un elemento químico y lo importante y sostenible es que ese proceso no contamine.

    • Hola Zoopandorojo, muchas gracias por tu aportación. Está claro que la química no es mala en sí. Como dices todo es química, de hecho también nosotros somos pura química. Se pueden utilizar los avances en química para bien y para mal. Se trataría de, primero, tratar de eliminar esa quimiofobia que comentas y, después, de contar con más químicos y científicos que se involucren en el proceso, en este caso, de la moda sostenible, para generar avances en el cultivo de algodón, en los procesos posteriores, en el tintado, etc. Lo que está claro es que queda mucho camino por recorrer y que las cosas nunca son negras o blancas. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Creas Con Nosotros La Nueva Colección?

Participa para llevártela con un 40% de descuento y mucho más... Pronto te escribiremos para contarte. ¡Suscríbete para no perderte nada!

He leído la política de protección de datos de cleOveo y acepto recibir su newsletter.