Interacciones del lector

Comentarios

  1. Chloe dice

    Gracias. Estaba buscando a alguien que me reafirmara que no estoy loca. Estoy a 3 meses y poco de dar a luz, y n ningún momento he sentido la necesidad de leer nada, a pesar de que varias personas me han recomendado que si Carlos González que si no sé qué. He empezado varios y me parecen, con todo el respeto, absurdos. Creo que la maternidad es algo tan diferente como único, nadie es igual a nadie, entonces, que me venga un pediatra a decirme cómo tengo que afrontar determinados aspectos…pues oiga, creo que a lo mejor me funciona mejor aplicar otras cosas. No me cierro en banda, pero sigo prefiriendo seguir con mis lecturas de toda la vida 😉

    • Cristina dice

      Hola Chloe, primero enhorabuena! Buffff, que recuerdos de aquellos últimos meses de embarazo. En mi caso pasé muy mal los 3 primeros pero a partir de ahí recuerdo el embarazo con mucho cariño. Completamente de acuerdo con lo que dices y qué alegría también para mi saber que hay más gente por ahí fuera que opina igual. Cuando escribí el artículo tenía la sensación de ser un poco bicho raro pero creo que somos unas cuantas las que opinamos así. Disfruta mucho de tu embarazo y de tus lecturas preferidas 😉 ¡Que salga todo muy muy bien! Si vuelves a necesitar reafirmar tu cordura seguramente aquí encontrarás la clave de nuevo 🙂 Un abrazo

  2. Jessica dice

    Pues a mi me parece de mucha ayuda leer y si es para aprender con profesionales sobre cómo dar el pecho o cualquier otra duda que surja en esta nueva etapa tan importante y desconocida para muchos ya que no todo el mundo tiene mamis expertas al rededor , pues es muy útil además de necesario .

    • Cristina dice

      Hola Jessica,
      Por supuesto, leer siempre es bueno. No estoy en absoluto en contra, solo faltaba. Pero quería dar el contrapunto y llamar la atención sobre lo perjudicial que puede ser a veces el exceso de información en la maternidad. Puede llegar a paralizarnos y hacernos sentir culpables constantemente sin motivo alguno.

      Además, no hay dos maternidades iguales y lo que a una madre le puede funcionar a otra puede que no. O incluso puede que todo lo contrario. En la maternidad hay mucho de instinto y dejarse guiar por él puede ser un acierto en muchos casos, esa es mi opinión.

      Dicho esto por supuesto que tener información sobre algunas cosas no solo es necesario sino que puede ser la salvación. Si mi lactancia no acabó en fracaso y se ha prolongado durante 4 años sin un solo problema fue gracias a los consejos de una amiga matrona. Sin embargo debo decir que esos consejos no los he encontrado en ningún libro.
      Un abrazo Jessica y gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *